¿Qué es un “default selectivo” y qué significa para la economía de El Salvador?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

¿Qué es un “default selectivo” y qué significa para la economía de El Salvador?

Standard and Poor’s le dio esta categoría al país por no pagar los $56 millones de deuda a los cotizantes de las AFP. La fecha límite era 20 de abril.


Por no pagar $56 millones de dólares a los cotizantes de las AFP, la agencia calificadora de riesgo, Standard and Poor’s, le otorgó a El Salvador la peor categoría de impago que ha recibido en su historia, al declararlo en “default selectivo”, es decir, un impago de deuda a una obligación específica.

Esta categoría pone al país al filo de un “default” generalizado, en el que hay un mayor riesgo de que no pague sus deudas con inversionistas nacionales y extranjeros.

El término “default selectivo” significa que el país no pagó la deuda de un grupo de sus acreedores, en este caso, el de los cotizantes de las AFP, que desde 2006 le han prestado al Gobierno más de $5,600 millones a través de la emisión de Certificados de Inversión Previsional (CIP).

Ayer 20 de abril era el último día para que Hacienda reembolsara a las AFP los $56 millones que corresponden a capital e intereses de unos CIP.

 

Pero aunque había dinero disponible y alternativas para pagar la deuda, Hacienda no quiso pagarla argumentando detalles legales que le impedían hacer el traslado del dinero.

“Bajamos las calificaciones soberanas a ‘SD’ debido a que el gobierno no realizó el pago de las obligaciones mencionadas durante los cinco días hábiles que imputamos como periodo de gracia de acuerdo con nuestros criterios”, indica el comunicado de la agencia.

La calificadora señala que “una vez que el gobierno subsane el incumplimiento, volveremos a evaluar la posición crediticia del soberano, y lo más probable es que subamos las calificaciones soberanas de largo plazo en moneda local y extranjera a la categoría de ‘CCC’.

Sin embargo destaca que para hacer esto será clave “la capacidad del gobierno y de los partidos de oposición para llegar a un acuerdo sobre la política fiscal y mejorar el acceso a liquidez del país”.

Pero para el exministro de Hacienda y economista, Manuel Enrique Hinds, aunque esta categoría puede modificarse si se hace el pago correspondiente, ya deja manchada la imagen del país de por vida.

“Esto significa que no pagó y que por tanto, hay más riesgo de que no pague. ¿Usted cree que los inversionistas ven bien esta categoría?”, dijo.

Hinds afirma que esta es la primera vez en la historia financiera que el país incumple un pago.

Los datos históricos que se asemejan a esta situación ocurrieron hace más de 85 años, cuando el presidente Maximiliano Hernández Martínez, advirtió a sus acreedores de deuda externa que no cancelaría la deuda si no le bajaban las tasas de interés.

Pero, como ejemplo reciente, está Argentina, que en 2001 cayó en un impago generalizado, en la peor crisis económica de su historia.

En julio de 2014 Argentina también recibió una categoría de “default selectivo” por parte de Standard and Poor’s tras incumplir pagos con diferentes sectores.

En la década de 1990 el país tuvo categoría de “grado de inversión”, lo que significaba que era buena paga y cumplía con prontitud todas sus obligaciones.

Ahora, con esta calificación, el país comparte una credibilidad crediticia similar con la de Venezuela, El Congo o Grecia, que tienen una economía en picada y tienen poca credibilidad de que pagarán sus deudas soberanas.

Efecto dominó

El impago también se ha convertido en una ficha de dominó que ya está afectando la emisión de deuda de instituciones como ANDA, FOVIAL y LaGeo que, para conseguir dinero para sus proyectos, pidieron dinero prestado en el mercado bursátil, y ahora tendrán que pagar más intereses por esa deuda.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings colocó en “observación negativa” los títulos de deuda de estas instituciones.

Analistas económicos como Luz María Serpas, Carolina Alas de Franco, Rafael Lemus, Manuel Enrique Hinds, Claudio de Rosa, Rommel Rodríguez y otros más, así como empresarios de todos los sectores han lamentado que el país haya caído a este nivel a pesar de que es la administración que más recursos financieros ha obtenido a través de impuestos.

Los economistas creen que este descalabro le costará muy caro al país cuando quiera recuperar su credibilidad.

Vía elsalvador.com

twitter

TWITTER FEED


suscribete a nuestro boletín nacionalista

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.