Presidencia licita boletos aéreos, pese a austeridad

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Presidencia licita boletos aéreos, pese a austeridad

En el decreto de austeridad de 2017, la Presidencia de la República suspende los viajes a los funcionarios, pero quiere contratar los servicios de una agencia de viajes para el suministro de boletos aéreos.


A pocos días de que se emitiera el decreto de austeridad, llamado Política de Ahorro y de Eficiencia en el Gasto del Sector Público para 2017, la Presidencia de la República lanzó el pasado viernes 7 de abril un proceso de licitación para la compra de boletos de viajes que serán utilizados por sus instituciones dependientes, entre ellas, la Secretaría de Comunicaciones, de Transparencia y Anticorrupción y de Gobernabilidad.

El objeto de la licitación es: “Contratación del servicio de agencia de viajes para el suministro de boletos aéreos al exterior del país y desde el exterior a El Salvador, para las diferentes dependencias de la Presidencia de la República”, se lee en la convocatoria de licitación pública divulgada en el Sistema Electrónico de Compras Públicas de El Salvador, COMPRASAL.

Aunque no hay un dato de lo presupuestado para esta compra, el año pasado, solo la Presidencia de la República gastó $1.3 millones en viajes y viáticos; mismo año que presentó problemas para saldar deudas con proveedores de útiles escolares, pagos de subsidio a la energía eléctrica, pensiones de los militares retirados del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA), y el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades (FODES).

De hecho, el viernes pasado, el Gobierno se declaró incapaz de pagar la deuda de los Certificados de Inversión Previsional (CIP) después de que los diputados no le aprobaron una solicitud de deuda para efectuar este pago, debido a que en el presupuesto 2017 no incluyó el financiamiento. El artículo 6, específicamente en el literal 15, del decreto de austeridad que se aprobó el 27 de marzo, dice: “Se suspenden los viajes al exterior para los ministros, viceministros del Estado, presidentes de instituciones autónomas, titulares de entidades descentralizadas, representantes o delegados de las instituciones del sector público no financiero, salvo los casos excepcionales que determine el presidente”.

Asimismo, agrega que no se cubrirán gastos para el personal ejecutivo, técnico, y otros funcionarios que participen en congresos y otros eventos internacionales, y cuando los pasajes de avión y otros gastos se financien por organismos internacionales, deberán contar con el permiso de las máximas autoridades.

El decreto de 2017 fue aprobado después de una serie de reuniones con dirigentes de los partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa, como una medida para reducir los gastos en el Órgano Ejecutivo. Algunas de las exigencias del partido ARENA fue que se disminuyera el gasto en viajes y viáticos, compra de carros, gastos reservados, y que se estableciera por decreto que ningún funcionario tendría un salario mayor al del presidente de la república.

Pero, en la reducción de al menos $126 millones que según el Ejecutivo hizo, no se tocaron los gastos reservados, y tampoco cumplió con bajar los salarios superiores al del mandatario salvadoreño. Aunque esta misma política de ahorro ha sido calcada en otros decretos de austeridad aprobados durante la administración de Salvador Sánchez Cerén, los gastos en viajes y viáticos siguen siendo millonarios.

Según los presupuestos ejecutados, que se han publicado en el portal de Transparencia Fiscal del Ministerio de Hacienda y que pueden ser verificados por los ciudadanos, indican que en 2014 cuando inició el segundo gobierno del FMLN, liderado por Salvador Sánchez Cerén, las instituciones del gobierno central erogaron $10.8 millones en pasajes y viáticos; para 2015 se aumentó a $11.2 millones; y en 2016 pasó a $10.2 millones.

Para 2009, cuando llegó a la presidencia Mauricio Funes, quien está asilado en Nicaragua, este gasto fue de $10.1 millones; en 2010 subió a $13.8 millones; en 2011 bajó a $10.2 millones; en 2012 a $8.8 millones; y en 2013 pasó a $9.7 millones.

Su antecesor, Elías Antonio Saca, quien gobernó bajo la bandera de ARENA, gastó en su último año $11.2 millones. Dentro de las instituciones que corresponden al gobierno central se incluyen: Asamblea Legislativa, Corte Suprema de Justicia, Corte de Cuentas de la República, Fiscalía General de la República, Tribunal Supremo Electoral, Tribunal de Ética Gubernamental, ministerios y la misma Presidencia.

Vía LPG

twitter

TWITTER FEED


suscribete a nuestro boletín nacionalista

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.