OMS advirtió sobre el H3N2 desde 2016

OMS advirtió sobre el H3N2 desde 2016

Un infectólogo del país dice que se debió iniciar la vacunación desde agosto del año pasado para prevenir el desarrollo del brote. Salud asegura que comenzaron a vacunar en mayo.

Son 21 casos de H3N2 confirmados hasta el momento por el MINSAL a escala nacional. De estos, 11 personas se encuentran en unidades de cuidados intensivos (uci) en la red hospitalaria nacional y del Seguro Social, así lo confirmó la ministra de Salud, Violeta Menjívar.

Asimismo, está en auditoria médica la muerte de una joven de 19 años debido al virus, en el Hospital San Rafael de Santa Tecla.

Ayer el infectólogo Jorge Panameño aseguró que la alerta por H3N2 se dio en agosto del año pasado por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS); sin embargo, sostiene que las autoridades de la cartera de Salud no informaron con anticipación a la población para poder prevenir este tipo de cepa.

“Ya se sabía que iba circular, ya había advertencias de que esta cepa se esperaba que circulara”, agregó Panameño. También afirmó que desde ese entonces las vacunas venían ya preparadas para 4 tipos de virus como las influenza H1N1, H3N2 y dos virus de tipo B, que son los más graves.

Además, ayer Menjívar aseguró que, en efecto, el año pasado se supo sobre un posible brote de la influenza H3N2, razón por la cual iniciaron la vacunación en mayo.

El infectólogo asegura que la inmunización debió iniciar también el año pasado, al momento de la advertencia de la OMS para prevenir un posible brote.

“El punto es que si en este momento se decide iniciar una campaña de vacunación, no funcionaría, ya que el virus es altamente contagioso y ya está circulando”, expresó Panameño.

Para la ministra, la campaña de vacunación en este año se anticipó en comparación de 2016 y, contrario a lo que dice el infectólogo, ella manifiesta que con la vacuna se puede prevenir el H3N2.

“La vacuna vino el 3 de mayo, tardamos una semana la distribución y el 17 de mayo comenzamos a aplicarla”, afirmó Menjivar. Dice haber adquirido un millón de vacunas para controlar la posible epidemia, hasta el momento registran la aplicación de 270 mil de estas en grupos más vulnerables.

La campaña del ministerio tiene énfasis en niños menores de cinco años, adultos mayores y pacientes con enfermedades base (presión arterial alta, diabetes, enfermedad renal crónica, cáncer, entre otras).

Panameño insiste en que ahora es difícil que las vacunas hagan un efecto positivo.

“El periodo de incubación de la enfermedad es de 24 horas hasta 7 días una vez se entra en contacto con el virus y la vacuna tarda 14 días para que haga efecto”, agregó el infectólogo, para ilustrar que el virus va más rápido que la inmunización.

Menjívar aseguró que, como entidad responsable, tienen bajo control el virus de influenza. No obstante, ayer reportó que hay seis pacientes en unidad de cuidados intensivos (uci) dentro de la red hospitales nacionales, a causa de H3N2 y hay cinco pacientes en uci del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) por el mismo virus.

Además, según datos proporcionados por MINSAL, hasta el lunes los números de casos positivos a H3N2 ascendió a 21. Es decir, respecto a los 13 que se conocían de la anterior muestra a escala nacional el aumento ha sido de ochos casos positivos, a pesar de estar en marcha la campaña de vacunación.

El brote de influenza se registró luego que la vacunación inició, así lo aceptó la titular de salud. “Los casos se empezaron a elevar después que iniciamos la vacuna, hace como dos semana. Y de acuerdo a nuestro modelo matemático predictivo, el pico sería dentro de cuatro semanas”, señaló.

Para el médico, tanto las autoridades competentes como la población debe de entender que se está en una epidemia donde la enfermedad es muy delicada, ya que no es un simple y común catarro que se quitara con acetaminofén.

La gravedad de la enfermedad dependerá del paciente, ya que no es un virus mutante ni agresivo, pero de no seguir las medidas indicadas podría causar la muerte a causa de una neumonía, establecen los infectólogos. Incluso para las mujeres embarazadas, al complicarse es necesario inducir el parto prematuro.

La influenza de tipo H3N2 que se da más que todo en los períodos lluviosos, se diferencia del resfriado normal por la intensidad de la fiebre, el dolor en el cuerpo y la tos seca.

A futuro, la OMS ya alertó a los países latinoamericanos, sobre el brote de un nuevo virus, esta vez de tipo B, que para los infectólogos, vendría a ser aún más agresivo que el H1N1 y el H3N2.

En la semana, las unidades de salud han estado saturadas por atención a proceso gripales .

Vía LPG

twitter
TWITTER FEED

suscribete a nuestro boletín nacionalista