Médicos dicen que la situación del Rosales es de calamidad

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Médicos dicen que la situación del Rosales es de calamidad

Los médicos pidieron a la Asamblea Legislativa que cite a la ministra de Salud para que explique la situación de los hospitales.


El Sindicato de Médicos del Hospital Rosales (Simehr) aseguró que la condición del sanatorio es tan precaria y la compararon a una situación de calamidad. La similitud que hicieron los galenos se debe a que el sanatorio no tiene el suficiente presupuesto para suplir todas las necesidades de medicamentos e insumos que se necesitan para la atención de los pacientes.

Parte de la decandencia en que ha caído el nosocomio es que solo se han programado ocho cirugías de moderada complejidad, cuando lo normal es que se realicen 35 operaciones al día, denunciaron.

Este problema radica, según los médicos, en la falta de insumos médicos y medicamentos, como el suero, que desde hace varias semanas no hay existencias en el centro hospitalario.

Otro de los reclamos es respecto a la cuota voluntaria que antes tenían que pagar los pacientes, la cual consideran propaganda, ya que los pacientes no pagan la consulta; pero se van con las manos vacías al no haber medicamentos en el hospital y solo se llevan el papel de la receta.

Alcides Gómez, secretario general del Simehr, dijo que en la Unidad de Emergencia los familiares de los pacientes tienen que comprar las medicinas que necesitan en los quirófanos, debido a la falta de analgésicos.

Para solventar algunas necesidades de medicamentos e insumos, el Ministerio de Salud ha tenido que recurrir a prestarlos al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

El subdirector del ISSS, Ricardo Flores, dijo que han estado realizando préstamos de algunos medicamentos, “pero es más lo que nosotros le prestamos al Gobierno, que lo contrario, y está sujeto a las disponibilidades nuestras”, explicó.

“Creo que en 115 años de existencia jamás habíamos llegado a esto y es una cosa grave, hoy que tenemos el problema de esa epidemia (influenza) que desde el año pasado la OMS dijo que venía para el país”, criticó Alcides Gómez.

El especialista también denunció que la condición del Rosales se hace cada vez más evidente con el recorte de $24 millones del presupuesto del Ministerio de Salud, lo que afectó directamente al hospital con $5 millones.

“El servicio de Nefrología, en el 2017, de $4.6 millones necesarios para tratar dignamente a los pacientes con problemas renales solo recibe $1.8 millones”, lamentó.

Asimismo, en la Unidad de Emergencias del Rosales no hay capacidad en camas para poder atender a los pacientes, lo que causa incomodidad en los usuarios con el personal médico en el momento de la atención.

El sindicalista sostiene que desde diciembre del 2016 los médicos internos y residentes, así como todo el personal hospitalario, no reciben alimentación, consideraron que es el Gobierno actual es el que les ha retirado ese derecho.

Los médicos hicieron ver cómo uno de los grandes problemas del hospital Rosales es el mal uso de $2.4 millones en el tercer nivel de especialidades, el cual fue abierto para solventar la necesidad de realizar cirugías cardíacas y renales; pero no está cumpliendo con los objetivos que se proyectaron en el momento.

Mencionaron que el Programa de Trasplantes del hospital, a pesar de contar con personal calificado, no ha sido desarrollado para poder realizar los procedimientos.

Además, criticaron que las autoridades del Ministerio de Salud estén solicitando un préstamo para poder construir un nuevo hospital, lo que consideran es irresponsable porque existen otros centros médicos que no tienen lo indispensable para funcionar.

Con ese saldo negativo, los médicos presentaron una pieza de correspondencia a la Asamblea Legislativa y que la Comisión de Salud cite a la ministra, Violeta Menjívar, para que explique porqué el sistema de salud público se encuentra en esas condiciones de insolvencia.

Falta de medicamentos

La madre de un paciente hemofílico del Hospital de Niños Benjamín Bloom, denunció, ayer, que no le brindaron el medicamentos a su hijo, el cual es indispensable para su tratamiento.

“No me dieron el factor 8 porque no hay desde hace cinco días. El lunes 19 regreso a ver si me dan el medicamento porque yo no se lo puedo comprar porque es muy costoso”, dijo al angustiada madre.

De no recibir el tratamiento el menor recae y sufre de dolores generales, así como hematomas en el cuerpo.

“Al niño le damos el tratamiento dependiendo de las posibilidades que tenemos, tres o dos veces por semana, pero yo no puedo estarlo comprando porque es muy caro”, aseguró la madre del menor.

Vía EDH

twitter

TWITTER FEED


suscribete a nuestro boletín nacionalista

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.