La falta de medicina marca la gestión de Sánchez Cerén

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
El retraso de Salud en la compra de fármaco ha afectado a los pacientes.

Las constantes denuncias de desabastecimiento de medicamentos e insumos médicos y la disputa entre empleados y autoridades del Ministerio de Salud por la aplicación de la ley del escalafón salarial es lo que ha marcado los cuatro años de gestión, en el área de salud, del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

Pese al incremento presupuestarios para el Ministerio de Salud, a partir de 2015; los pacientes y sindicatos de empleados del sector han denunciado falta de insumos y medicamentos, especialmente en los principales hospitales públicos del país.

En 2015, el presupuesto general de Salud fue de 615 millones 684 mil 43 dólares. Este año, se incrementó a 622 millones 435 mil 109.

La ministra de Salud, Violeta Menjívar, ha expuesto, el pasado 6 de abril, que el problema de desabastecimiento de fármacos en la red de hospitales públicos se debe a la sobre demanda de atención médica; debido a la gratuidad de los servicios.

 

“En algunos lugares, al decretar la gratuidad (la consulta médica) aumentó hasta el 40%, por eso es que dicen que los medicamentos no alcanzan; bueno, es que hemos subido el doble de la cobertura, porque si hemos pasado de 421 establecimientos a 818 establecimientos, eso se llama la ruta hacia la cobertura universal”, explicó la funcionaria, en esa ocasión.

Para el sindicalista y médico del hospital Rosales, Alcides Gómez, existe una mala administración de parte de las autoridades de Salud, debido a que no se hace buen uso del presupuesto y de los préstamos para mejorar la salud, además de agregar que 2017 se destacó como “el máximo” en deficiencias que se han visto a nivel nacional en toda la red de hospitales públicos.

 

“Si tomamos la pésima capacidad administrativa de esta gente más el deterioro en la parte presupuestaria, esto viene peor para la gente; pero ellos (el Gobierno) van a tratar ocultarlo a base de pura propaganda”, opinó en diciembre de 2017.

La red de hospitales públicos está compuesta por 30 sanatorios, tres de ellos son de tercer nivel, etiquetados así por las subespecialidades que ofrece, además reciben pacientes referidos de todo el país; estos son Maternidad, Rosales y Benjamín Bloom. Los tres han estado marcados, en diferentes momentos, por la denuncia de escasez de medicamentos.

Y estos han recibido el impacto de la reducción de su presupuesto hospitalario, en los últimos dos años; un impacto directo en el presupuesto de funcionamiento del sanatorio, puesto que el monto destinado para salarios de los empleados no se modifica.

En el caso del Rosales, en 2014 tuvo un presupuesto de 40 millones 704 mil 810 dólares. Y llegó a tener en 2016, el mayor monto presupuestario de los últimos cinco años, con 44 millones 644 mil 410 dólares.

Sin embargo, en 2017 se recortó la cantidad y le asignaron 40 millones 517 mil 711.

La reducción estuvo ligado a la crisis financiera que ha atravesado el Gobierno y por lo cual tuvo que cortar los presupuestos generales a los ministerios de Salud y Educación.

 

 

El Rosales fue el hospital con el mayor recorte y esa reducción repercutió en la compra de medicinas e insumos, lo que desencadenó una crisis; incluso, los médicos especialistas de ese sanatorio denunciaron, la falta de 70 medicamento, en mayo de 2017. Esa denuncia ocasionó la reacción del, entonces, Secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, quien dijo que solo hacían falta cuatro. “Lo que dijo ese señor, Eugenio Chicas, es totalmente falso, no puede estar diciendo mentiras. Lo mejor que se le puede decir a él es que llegue al hospital Rosales, que con gusto podemos llevarlo a que hable con los pacientes, que vaya a la farmacia del Rosales y después de que conozca la realidad, que hable”, dijo el médico sindicalista, Alcides Gómez,

Este año, al Rosales le fue asignado un presupuesto de 42 millones 121 mil 245 dólares; aunque es un monto mayor al del año pasado, aún enfrenta déficit.

Hay “un abastecimiento del 80 % de medicamentos, ahorita estamos en proceso de adquisición de la compra conjunta que se hace a través del ministerio, no tengo claro cuándo será el ingreso del medicamento”, declaró el director del Rosales, Mauricio Ventura, en marzo pasado.

Anualmente el Rosales atiende a 201 mil 957 pacientes en Consulta Externa, con una carga promedio de 800 a 900 pacientes diarios y reporta 24 mil 964 egresos hospitalarios.

Actualmente, el Ministerio de Salud y los diputados de la Asamblea Legislativa están negociando la aprobación de un préstamo por 170 millones de dólares, cuyo monto sería utilizado para la construcción de un nuevo edificio para el Rosales, un nuevo hospital en Nejapa y la ampliación de las clínicas de los Equipos Comunitarios de Salud Familiar (Ecos).

Los Ecos, parte de la reforma de Salud, han sido impulsados desde el gobierno anterior, dirigido por Mauricio Funes, y le ha dado continuidad el gobierno actual, con el presidente Sánchez Cerén.

Sin embargo, en la administración actual, el Ministerio de Salud redujo el ritmo con el cual comenzaron a abrir los Ecos, a nivel nacional.

El médico del Rosales, Alcides Gómez, opinó que “ no se va mejorar la salud haciendo los edificios monumentales, la posición de nosotros es que, si ese préstamo se aprueba sea utilizado en la rehabilitación y la mejoría de todos los hospitales de la red pública”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.