El gasto público creció $127.8 millones al cierre de 2016

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El gasto público creció $127.8 millones al cierre de 2016

En 2016 el Gobierno necesitó $4,988.59 millones para su funcionamiento y cubrir sus responsabilidades con la población, según datos del fisco.


El año pasado las instituciones gastaron $127.82 millones más de lo que habían programado, según el informe que presenta la Dirección General del Presupuesto, parte del Ministerio de Hacienda (MH).

Este dato está relacionado con el uso de fondos públicos que hicieron los ministerios y otras instituciones que dependen del Presupuesto General de la Nación. El presupuesto es el plan de las finanzas estatales que cada año prepara el MH y luego los diputados aprueban. La cantidad no incluye, por ejemplo, a las empresas del Estado, que por su misma actividad suelen generar sus propios ingresos pero de igual manera deben ser transparentes en sus cuentas.

En 2016 el Gobierno necesitó $4,988.59 millones para su funcionamiento y sus responsabilidades con la población. Esta cantidad supera en $127.82 millones a los $4,860.77 millones que los diputados aprobaron para ese año. El informe de Hacienda no detalla los motivos del incremento, pero la explicación estará disponible en el resumen que Hacienda presenta en marzo de cada año, por mandato legal.

Sin embargo, en el transcurso del año hubo cambios que salieron a la discusión abierta. Por ejemplo, el bono a los policías, pensiones del sector privado y el sector público, emergencias por el cambio climático y otras actividades que forzaron a reorientar recursos y pedir prestado. En 2015 la diferencia entre el presupuesto nacional que aprobaron los diputados y el gasto que efectivamente hizo el Gobierno fue de $140.26 millones, de acuerdo con el MH. Ese año, el presupuesto con todas sus modificaciones fue de $4,963.27 millones.

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) había advertido desde diciembre del año pasado que hacerse cargo de la deuda del Gobierno exigía pagos cada vez más altos. Como consecuencia, era necesario sacar más dinero del presupuesto. Según el estudio del ICEFI, a septiembre el Gobierno había utilizado 15.8 % de sus ingresos disponibles para pagar sus deudas. El dato también está pendiente de actualización, aunque el instituto regional de investigación concluyó que la deuda era uno de los compromisos que más habían crecido en 2016, frente a 2015.

Igual que los usuarios de tarjetas de crédito o préstamos personales, el Gobierno paga intereses por el dinero que le prestan. Cuando se suman los intereses y los abonos a capital (la devolución del dinero original), en 2016 el Estado desembolsó $402.25 millones. Dentro de ese total, $308.22 millones son por préstamos del exterior y el resto por operaciones internas.

Aun con estas modificaciones, el Gobierno tiene pendiente de llenar un hueco por más de $1,200 millones que no ha podido atender desde el año pasado. Ahí están, por ejemplo, las cuotas acumuladas para las distribuidoras de energía. Estas empresas son las que primero proveen el subsidio de energía a los hogares, bajo el supuesto que el Gobierno luego les cancelará, pero no lo ha hecho desde julio de 2016. Debido a todos estos compromisos, el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, dijo ayer que El Salvador todavía enfrenta el riesgo de no cumplirle a sus acreedores.

“Tiene la amenaza en los próximos meses de caer en un impago”, dijo ayer Chicas, si en la Asamblea Legislativa no consiguen los votos para contraer más deuda. Pero además de los ministerios, hospitales y secretarías, hay otras entidades dentro de todo el cuerpo estatal que también administran fondos públicos. Hacienda mostró que al cierre de 2016 las diferentes instancias del Estado gastaron un total de $7,060.6 millones. De ese total, $2,562.44 millones son por las remuneraciones o salarios.

El sector de educación pública fue el que más dinero ocupó para salarios, con $719.5 millones para este propósito. Le sigue salud pública, con $442.7 millones. En comparación con 2015, el gasto total de las instancias del Estado salvadoreño fue de $6,853.2 millones. Dentro de ese total, las remuneraciones o salarios sumaron $2,461.7 millones, con $690.6 millones para educación pública.

Vía LPG

twitter

TWITTER FEED


suscribete a nuestro boletín nacionalista

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.