Don Armando: Más que un político… Un salvadoreño de verdad

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Don Armando: Más que un político… Un salvadoreño de verdad

Ahora el Doctor Armando Calderón Sol transciende hacia otro plano, donde todos lo recordaremos, no como el Exdiputado, el Exalcalde o el Expresidente sino como un verdadero salvadoreño que siempre luchó por tratar de mejorar y engrandecer su querido país: El Salvador.


Desde este lunes 9 de octubre de 2017, la historia salvadoreña escribió una página, el gran legado del Estadista Armando Calderón Sol, un hombre decente, íntegro, consecuente pero sobre todo, un salvadoreño defensor de la ley, con fuerte conciencia social y luchador de los consensos políticos.

Don Armando fue quizás el primer correligionario que tuvo ARENA cuya preparación familiar y profesional fue de las más idóneas para desempeñar cargos de elección popular, producto de ello, es que su carrera política fue ascendiendo de forma meteórica desde mediados de los años ochenta, gracias a los votos del pueblo: Primero fue elegido Diputado, posteriormente Alcalde de la capital y finalmente Presidente de la República, una marca, un récord en la historia política nacional reciente.

Este apego ciudadano con su líder político, forjó un fuerte compromiso por parte del Doctor Calderón Sol por tratar de dejar una huella en todas sus administraciones y sobre todo en su más importante gestión pública, la de Jefe de Estado, para la que se había preparado.

Lo primero que hizo fue comenzar a cumplir Los Acuerdos de Paz, pagar sus compromisos o programas y continuar la reconstrucción del país que durante más de una década había resultado afectado por el conflicto armado.

La creación de una nueva cartera de estado para dirigir la recién desplegada Policía Nacional Civil fue también uno de sus primeros pasos en su gobierno.
Su acercamiento a sus opositores políticos fue digno de cátedra, llegar a formalizar acuerdos o entendimientos sin dejar a un lado sus convicciones es otro ejemplo de sus dotes de estadista y esto lo reconocen aun hoy en día todos los políticos de diferentes tendencias.

Don Armando puso en práctica su gobierno enfocado en beneficiar a los más necesitados, mejorar la educación donde el mejor ejemplo fue su programa de Escuelas Saludables, que permitió la entrega de alimentos, atención médica para mejorar el rendimiento de los alumnos y de esta manera frenar la deserción escolar.

Asimismo, su gestión presidencial permitió que el sistema legal se modernizara con la implementación del nuevo código penal, herramientas que permitieron las garantías legales a todos en procesos judiciales; esto fue solo un mínimo recuento de sus obras, hay más pero el espacio es corto.
Su legado más importante fue sin lugar a dudas su ejemplo como esposo y padre responsable y hermano, donde su familia fue el centro de su vida y sus amigos su complemento.

Ahora el Doctor Armando Calderón Sol transciende hacia otro plano, donde todos lo recordaremos, no como el Exdiputado, el Exalcalde o el Expresidente sino como un verdadero salvadoreño que siempre luchó por tratar de mejorar y engrandecer su querido país: El Salvador.

Que en paz descanse.

twitter

TWITTER FEED


suscribete a nuestro boletín nacionalista

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.