Divide et impera

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Divide et impera


Indistintamente de quién sea el padre de esa fórmula, el escritor J. Perea resume la estrategia con la que los gobernantes de nuestra nación y quienes aspiran a serlo nos dirigen y alientan: “Su plan consiste en indisponernos a los unos contra los otros. Consiguen su objetivo enfrentando a distintos colectivos, o echando a la sociedad en general encima de algún grupo en particular”. Sobran ejemplos de ello y su número aumenta, a medida que se acerca cualquier tipo de convocatoria electoral en la que se jueguen el puesto.

En esta campaña se calienta la lucha en todos los frentes, conservadores contra liberales, ateos contra creyentes, hasta enfermos contra sanos, que acabará en el “todos contra todos”, si no le ponemos remedio. La maniobra puede calificarse con distintos adjetivos excepto inocente, fortuita o casual. Ningún partido político tiene la exclusiva, todos se apuntan a practicarla. Se ejecuta a pecho descubierto, con mayor o menor sutileza. Ha sido muy premeditada, se vocea por todos los medios de comunicación y no digamos en redes sociales. Su objetivo es, en el caso que vive ARENA, que los areneros levantemos el dedo acusador los unos contra los otros, llegando incluso a convertirnos en jauría humana a la caza.

Pero volviendo por un momento al origen de la célebre expresión, “divide y vencerás”, cuenta la historia que cuando los romanos conquistaban a Italia, no eran numerosos, por ello no siempre se tenía que pelear con todos porque esto hubiese significado la desaparición. Así que, para impedirles un frente común, firmaron con cada ciudad en particular y no con el pueblo en conjunto. En estas firmas individuales imponían acuerdos con diferentes condiciones en cada caso. De esa manera, los romanos despertaban entre las sometidas una especie de envidia mutua, muy ventajosa para sus fines, ya que lidiaban entre ellos: ¡DIVIDE ET IMPERA! Con el tiempo, muchos pueblos conquistados cultivaban sus campos en paz sin ser saqueados; no les arrebataban a sus mujeres o hijos para esclavizarlos.

En la actualidad sucede lo mismo, la historia se repite una y otra vez, cambian las formas y los protagonistas, no así la fórmula de dividir para vencer. Pierden de vista, los que dividen internamente al partido ARENA, la verdadera amenaza que se cierne sobre las libertades de las que gozamos, que es el derecho de hacer elecciones en cada área de nuestra vida. Tenemos libertad de culto, libertad de asociación, libertad de iniciativa, libertad de conciencia, libertad de expresión. Pierden de vista también, lo que se consagra en los Estatutos de ARENA, como el bastión primordial de sus principios y que debe regir la conducta de los nacionalistas, formado por tres elementos: Dios, Patria y Libertad.

Habiendo dicho lo anterior y siendo el principal objetivo fijado por su dirigencia, conseguir los resultados electorales propuestos para 2018 y 2019, en ese orden, para lograrlo debemos entender de una vez que la unión en toda la estructura del partido hace la fuerza, porque cada uno de nosotros no es más grande que la suma de todos, de lo contrario estaríamos dividiendo y por lo tanto, perdiendo. ¡Debemos cumplir con el deber de exigir y lograr unidad de actuación!

A finales de 2009, Patricia Salazar, exdiputada suplente de ARENA, tuvo la oportunidad de conocer en Madrid al expresidente José María Aznar. En ese mismo año, ARENA tuvo su primera oleada de ruptura y transfuguismo. Dentro de esa coyuntura y observando que el Partido Popular de España tenía muy buenas posibilidades de ganar la presidencia nuevamente, ella le preguntó: “¿Cuál fue el momento en el que volvieron a ser opción real de Gobierno?” Le respondió sin tanta vuelta y con el pragmatismo: “Cuando nos dejamos de estupideces internas y nos enfocamos en los problemas de todos los españoles”.

La pregunta que debemos hacernos, sin tanta vuelta es: ¿Cuándo nos dejaremos de estupideces internas para enfocarnos en los problemas de todos los salvadoreños? Las palabras conquistan temporalmente… pero los hechos, esos sí nos ganan o nos pierden para siempre.

Vía EDH

twitter
TWITTER FEED

suscribete a nuestro boletín nacionalista

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.